terça-feira, 28 de agosto de 2018

24 de Junio de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 24 de Junio de 2018
Transmisión de las Apariciones en vivo vía internet en la WebTV y radio mundial:




FIESTA ANTECIPADA DE LAS APARICIONES EN MEDJUGORJE (BOSNIA, 1981-PRESENTE)
(Vidente Marcos): “Sí Señora, haré sí, haré. Sí Mi Reina, haré. Qué bueno Señora que te gustó de esa selección, Yo pedí mucho a San Gerardo que me ayudase a escoger bien los mensajes, aquellos que fuesen más urgentes y necesarios, y aquellos que agradasen más a tu Corazón, Señora, también. Sí, entendí. Sí, haré Madrecita, haré. Haré así también. Haré.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ

“Queridos hijos, hoy víspera del aniversario de Mis Apariciones en Medjugorje, vengo hoy del Cielo una vez más para decir a ustedes: ‘YO SOY LA REINA DE LA PAZ.’
Vine a traer paz al mundo en medio a la gran guerra que ahora se traba entre Mí y Mi adversario, entre la serpiente y la Mujer Vestida de Sol, entre el dragón y la Mujer Coronada de doce estrellas, con la luna debajo de los pies.
Vine a traer paz, pero esa paz Mis hijos, sólo será obtenida por medio de mucha lucha, mucho esfuerzo y muchas batallas en medio de esta gran guerra.
La guerra entre Mí y Mi adversario ahora se encaminará para la embocadura final. Por eso, él intensificará sus ataques contra todos, para hacer con que todos finalmente abandonen a Mi Hijo Jesús, Me abandonen, abandonen el Rosario, la oración y la senda de la santidad.
Él hará con que muchos hombres y mujeres de fe pierdan completamente su fe y se entreguen a todas las cosas y placeres mundanos que los llevarán a la perdición.
Solamente aquellos que ahora rezaren mucho, solamente aquellos que mantuvieren encendida la lámpara de la fe en sus corazones, meditando continuamente Mis Mensajes, la vida de los Santos, viviendo una vida completamente vuelta e inmersa para las cosas del Cielo.
Solamente aquellos que tuvieren un corazón limpio, totalmente limpio de las cosas mundanas, solamente aquellos que tuvieren un corazón pobre que, de la tierra no quiere nada y sólo desea a DIOS y Sus Bienes Espirituales, solamente esos, sólidamente firmados en Mí, es que conseguirán quedar firmes hasta el final.
Satanás moverá ahora a muchos de sus soldados para marchar definitivamente y conquistar el resto de las almas.
Aumentarán las tentaciones, aumentarán las trampas, para que ustedes abandonen el servicio de DIOS. Pero Mis hijos, aquellos que estuvieren sólidamente firmados en Mí, no caerán, porque Yo Soy Refugio, Fortaleza, Escudo y Roca bien firme para aquellos que quieren quedar de pie en el gran combate y alcanzar la victoria.
Para contrabalancear la ofensiva de Mi enemigo, Yo deseo que ustedes ahora en el día 25 de cada mes, en el día 30 y también en el día 2, ustedes hagandías de Cercos de Jericó, rezando Mi Rosario de hora en hora, todo el día, para oponer, para colocar una gran barrera espiritual de oración a Mi enemigo y limitar la acción de él.
Deseo también que en el día 18 de cada mes, hagan un día entero de Cerco de Jericó, pero esta vez con la Coronilla de Mis Lágrimas, para que así, verdaderamente, con el poder de Mis Lágrimas, Yo pueda aniquilar los planes de Satanás y aún liberar a tantos hijos Míos que están en su poder.
Sí, billones y billones de hijos Míos siquiera saben que Yo existo, que Mi Hijo Jesús existe y no saben siquiera rezar el Ave María. Satanás los controla y los mueve como bien quiere. Quiero salvar a esos hijos, quiero liberarlos. Por eso, vayan Mis soldados, hagan Mis cenáculos por todas partes, multiplíquenlos.
Hagan como Mi hijo Marcos hacía en el comienzo de las Apariciones, hagan días de cenáculos de mañana, de tarde, de noche en lugares diferentes.
Multipliquen esos cenáculos que son verdaderamente la llave de la liberación de tantos prisioneros de Mi enemigo, de tantos hijos Míos que están presos en su prisión sin muros: el pecado, que hace el alma desfallecer, que mata el alma y lleva el alma al fuego eterno.
Multipliquen los cenáculos, también multipliquen Mis hijos la divulgación de Mis Mensajes. Ahora a parte del último sábado del mes, deseo también que hagan en el tercer sábado del mes.
Vayan para lugares diferentes, lleven esos Mis Mensajes en vídeo que Mi hijo Marcos hace aquí con Mis hijitos que dieron su ‘Sí’ a Mí. Esos Mis Mensajes dados aquí que pueden tocar los corazones de tantos hijos Míos.
No pierdan tiempo, coloquen luego Mis hijos esos Mensajes en las puertas de las casas de Mis hijos y adonde pudieren para salvar a todos. Porque verdaderamente ahora la batalla llegará en su fase final y el embate entre Mi Poder y el poder de la estrella del abismo será cada vez más sentido por todos.
Sí, el choque es inevitable y Yo llevaré Mis fuerzas también, Mi ejército, Mis siervos esparcidos por el mundo entero para enfrentar el ejército de Mi enemigo y vencerlo con la oración, con los cenáculos, con la verdad y con el amor.
Gracias a Mis Apariciones de Medjugorje, formé un vasto ejército en todas las naciones de la tierra y también aquí, a través de la persona, del trabajo de Mi hijo Marcos y también de los Mensajes que di a él, pude hacer verdaderamente Mi Palabra Materna llegar a tantos países, a tantas almas esparcidas por el mundo.
Es hora de juntar a Mi ejército y hacerlo marchar violentamente contra las fuerzas del mal para el ataque final. Por eso Mis hijos, perfílense en Mi ejército, perfílense a las órdenes de la Celeste Comandante de ustedes.
Ahora no es hora de desánimo, no es hora de pereza, no es hora de pensar en las cosas mundanas, no es hora de pensar en las criaturas, ni en sí mismo, ni en el propio bienestar o confort.
Ahora es hora de rezar, es hora de luchar, es hora de amar, es hora de salvar más almas, es hora de combatir con las armas de la fe, de la oración y del amor, como Yo dije en La Salette.
Ahora ustedes deberán transformarse en llamas incesantes de amor, tan intensas, capaces de iluminar el mundo, con la luz que debe brillar de sus corazones, de sus almas, del interior de ustedes, iluminado por la oración, por la meditación de Mis Mensajes, por la meditación también de la Palabra de los Santos y de Mi Hijo. Así, el mundo verdaderamente podrá ser iluminado y haré el ejército de las tinieblas de Satanás retroceder hasta quedar completamente inocuo y paralizado.
Adelante Mis hijos, marchen, vengan a estos cenáculos que son verdaderamente la fuente de la fuerza de ustedes. Vengan para reabastecerse de la fuerza de lo alto, de Mi Llama de Amor, aquí en Mi cuartel general.
Aprendan a ser valientes guerreros como Mi hijo Marcos, que incluso enfermo, incluso doliente e incluso cargando la cruz pesada de los problemas, de las dificultades para hacer Mi Santuario, de las persecuciones y difamaciones que nunca faltan para él, incluso así continua enfrente, marchando firme, fiel, impertérrito y valeroso, combatiendo el buen combate. Y todos los días conquistando siempre nuevas almas, nuevos trofeos, nuevas coronas de victoria para Mí.
Vayan, luchen, luchen y luchen. Y no vuelvan aquí sin traer para Mí a nuevos hijos, a nuevas almas para Mi Inmaculado Corazón. No tengan miedo, Yo estaré con ustedes, Yo lucharé con ustedes y Yo ayudaré a ustedes. Hagan únicamente lo que pudieren y Yo colaboraré con el resto.
Continúen rezando por Gog y Magog, el peligro no fue alejado. Si no rezaren, Gog y Magog serán el chicote, el flagelo de la humanidad.
Recen mucho Mis hijos, pues, solamente con el Rosario, puedo proteger a ustedes, hacer milagros en su vida.
Recen pidiendo siempre la gracia que quieran, sometiéndola al Señor, condicionándola a la intención de verdaderamente poder servir más y mejor al Señor.
Solamente así, sus oraciones serán agradables a Dios y Él considerará con amor sus pedidos. El Señor siempre oye la oración de aquél que quiere servirlo, de aquél que quiere luchar por la salvación de sus hermanos. Y a esas almas, verdaderas llamas de amor, el Señor nada niega.
Mañana recen mucho, pues quiero derramar una lluvia de gracias sobre toda la humanidad.
Soy la Reina de la Paz que vino en Medjugorje para allí formar Mi gran ejército blanco de oración y paz. Denme el ‘Sí’ de ustedes y Yo los aceptaré, los incluiré en Mi ejército, colocaré Mi sello materno sobre sus almas y por medio de ustedes convertiré y salvaré a todos Mis hijos.
Mi amado hijito Marcos, quédate sabiendo que tu enfermedad de tu rodilla en los años 90, en el comienzo de Mis Apariciones, y también aquella enfermedad que tuviste, aquella gran fiebre que hizo con que te quedaras todo rojo, casi al punto de fallecer con altísima temperatura.
Todo aquel sufrimiento sirvió para Mi hijita Marcia Loyo, sirvió para Mi hija Elaine Perón, sirvió para Mi hija Silvia, sirvió también para Mi hija Alice, sirvió para Mi hijo Sebastián, sirvió para Mi hija Selma, sirvió también para Mi hija Silvana.
Sí, tu sufrimiento sirvió para ellos, sirvió también para Mi hijo Gabriel Arantes, tus dolores de cabezas diarios que ofreciste por él están siendo aceptos por Mí y Yo estoy convirtiendo todo eso en gracias y en bendiciones para él.
Tu sufrimiento nunca es en vano Mi hijo, nunca. Acuérdate de eso y que todos Mis hijos también sepan: ser soldado de María, ser soldado de Mi ejército, es también luchar con el arma del sufrimiento, del sacrificio y de la oración.
Quédate sabiendo que aquella enfermedad que tuviste en 1994, que te hizo quedar hospitalizado con altísima fiebre, muchos dolores y también muchas ansias, mucho malestar, mucho dolor de cabeza, flaqueza extrema, sirvió para Mi hijo Eder, sirvió también para Mi hijo Claudinei, sirvió para ellos. Y también la enfermedad que tuviste en 1998, sirvió para Mi hijo Claudinei, sirvió para Mi hijo Wiliam, sirvió para Mi hija Margareth.
Yo amo a todos aquellos que sufren por Mí, que sufren por Mi Amor, que sufren por la salvación del prójimo.
Continúa ofreciendo todo eso, pues, en Mis manos se torna un gran poder para salvar a todos Mis hijos. Yo estoy siempre contigo, te bendigo y nunca te dejaré.
Gracias por los lindos vídeos de Mensajes que ustedes hicieron por Mí. Tocaron y conmovieron muchísimo Mi Corazón y ellos tocaron también a muchos otros corazones con el poder de Mi Llama de Amor.
Gracias Mi querido hijo Andrés Payola, gracias por haber venido a quedarte aquí Conmigo en Mi Santuario estos días.
No puedo traducir en palabras para ti cuanta alegría trajiste a Mi Corazón hijito. Cuanta alegría trajiste también al Corazón de Mi Hijo Jesús y también al corazón de Mi hijo Marcos. Tu presencia no hace bien solamente para Mí, para Mi Hijo Jesús, pero también para Mi hijo Marcos. Ven, ven más, recibirás siempre grandes gracias aquí.
Tu alma recibirá Mi Llama de Amor, aunque sólo trabajes en los días en que estés aquí, ayudando a Mi hijo Marcos y no tengas tanto tiempo para rezar.
Un solo día trabajado aquí en Mi Santuario vale más que mil ayunos a pan y agua en retiro allá afuera, porque todo lo que se hace aquí tiene cien veces más el peso de méritos delante de Mi Hijo Jesús, delante del Señor.
Por eso, todo lo que aquí se haga, tiene un valor meritorio muchísimo mayor que todo lo que se hace allá afuera. Hagan todo, por tanto, con amor, pues, aquél que haga las cosas sin amor, envés de méritos, acabará por desagradar al Altísimo y recibirá también por eso un día su salario.
Hagan todo con amor, pues, es el amor que da el valor y el peso eterno de los méritos y de la salvación para las obras de ustedes.
Yo los bendigo con amor y bendigo también a ti Mi amadísimo hijito Carlos Tadeo.
Gracias por los cenáculos que has hecho para Mí. Los últimos cenáculos que hiciste quitaron de Mi Inmaculado Corazón 215.000 espinas y también quitaron de Mi Corazón 715 espadas de dolor que el mundo clavó.
Continúa Mi hijo, continúa haciendo esos cenáculos que son todo el consuelo, toda la esperanza de Mi Corazón. Tú eres Mi alegría, eres toda Mi esperanza.
Yo te bendigo y te digo hijo Mío: ‘En el momento de Mi Coronación en el Cielo cuando allá llegué, el Señor Me mostró a Mi hijito Marcos y también Me mostró a ti, siendo unido sobrenaturalmente a él. Para juntamente con él, cumplir los Divinos Planes del Señor, los Planes de Su Misericordia para la humanidad y tu futuro celo, tu futuro amor por Mí y al Señor, consoló muchísimo Mi Corazón.’
En la Sagrada Escritura se dice: ‘Quédate cerca del justo, pues, aquél que queda cerca del justo, del hombre sabio, atraerá las miradas de benevolencia y del agrado del Señor.’
Por eso digo a ti: ‘Quédate cerca del hijo que te di, muy cerca, lo más cerca que puedas. Así, te tornarás sabio, aprenderás la sabiduría que Yo di a él durante estos 27 años.’
Y quedándote cerca de aquél que es el preferido del Señor y Mío, también atraerás los ojos de preferencia, de predilección del Señor, siempre más, y recibirás siempre más las Gracias de Su Divina Diestra.
A todos Yo bendigo con amor ahora y también a Mi hijita Selma Talasso.
Sí Mi hijito Marcos, el dolor de tu pierna en 1997 sirvió para ella, sirvió para conservarla en Mí, en Mi Amor.
A ella y a todos Mis hijos aquí, Yo bendigo con amor ahora: de FÁTIMA… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.”
María Santísima después de tocar los sacramentales:
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios lleguen, allí Yo estaré viva, llevando las grandes gracias del Señor.’
Gracias a todos por haber venido, gracias por ser hijos tan amorosos y esforzados para cumplir todo cuanto Yo pido.
Den Mis hijos 10 de estos vídeos de Mis Mensajes número 18 para Mis hijos. Y den 10 Coronillas de la Misericordia Meditadas 54. Quiero que las meditaciones allí contenidas sean conocidas por todos Mis hijos, por tantas almas que tanto precisan de la Luz y de la Gracia de Dios.
Adelante, Yo estaré con ustedes.
Gracias una vez más Mi querido hijo Andrés por haber venido.
Así como el Señor dijo a los amigos de Job: ‘Vayan a Mi siervo Job y él orará por ustedes y Yo oiré la oración de Mi siervo y derramaré Mi bendición, Mi Gracia sobre ustedes.’
Lo mismo te digo a ti: ‘Ven siempre hasta Mi hijo Marcos, serás oído, pero siempre por intermedio de él. Conseguirás las Gracias, pero siempre por intermedio de él.’
El Señor te dio a él como tu intercesor, tu abogado, tu medianero junto al Tribunal de Su Misericordia y de Su Justicia. Cuanto más próximo estés de él, más próximo quedarás de la bendición del Señor. Y más próximo de él, aprenderás la Sabiduría Celeste, las cosas santas del Señor. Tu alma se llenará de los bienes espirituales, del conocimiento de Dios, de la verdad, del conocimiento de Mí misma, de la oración, de los Ángeles y de los Santos.
Conocerás toda la riqueza del Cielo. Por eso, ven, quédate cerca de Mi hijo Marcos y recibirás toda la riqueza de Mi Inmaculado Corazón, pues, él es verdaderamente el tesorero y el depositario, el banco donde coloqué todos Mis tesoros, todos Mis bienes, para ser distribuidos abundantemente a todos aquellos que quedaren próximos y bien unidos a él.
A todos Yo bendigo nuevamente con amor y dejo Mi Paz.”

Nenhum comentário:

Postar um comentário