terça-feira, 28 de agosto de 2018

Jacareí, 10 de Junio de 2018


Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:


MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ



“Queridos hijos, hoy, cuando ya están celebrando aquí anticipadamente el aniversario de Mis Apariciones en Medjugorje, llamo a todos ustedes a la conversión verdadera que agrada a Dios.
Conviértanse a Dios. No hay más tiempo. Los Secretos están por suceder y ustedes continúan apegados a las cosas de este mundo que son pasajeras. Mi Corazón sufre porque Yo abrí la puerta de la salvación pero Mis hijos no quisieron entrar en ella. Conviértanse. Cambien de vida hijitos, porque el Padre Eterno todavía está de brazos abiertos esperando a ustedes, pero esa espera acabará pronto. Y entonces, cuando viniere el día de la justicia, todos los hombres serán tomados de un gran terror al ver que echaron fuera el don más precioso que Dios les dio, el don de la vida, en el pecado y en las cosas mundanas cuando podrían haber dado los frutos de santidad y amor que Dios deseaba.

Conviértanse para ustedes no sean del número de esos infelices. No quiero perderlos para siempre. Por eso, pido a ustedes: CAMBIEN. Mi Hijo en la Cruz conquistó para ustedes la gracia. Y con esa gracia, ustedes pueden ser mejores. Ustedes pueden ser santos. Decídanse por la santidad, y entonces Mis hijos, el camino de la santidad se abrirá para ustedes, y con él, tantas gracias.

Sean Mi nuevo Podbrdo donde Yo puedo hablar, donde Yo puedo manifestar Mi amor, donde Yo puedo revelar toda la bondad de Mi Corazón y puedo derramar las gracias de Mi Llama de Amor.
Sean Mi nuevo Podbrdo donde Mi Corazón Inmaculado verdaderamente puede reinar en los corazones de ustedes como reiné en los corazones de Mis videntes y de Mis hijitos Medjugorianos.

Sean Mi nuevo Podbrdo donde Mi Corazón triunfa verdaderamente y donde, en ustedes, Mi Corazón puede hacer maravillas.

Sean mi nuevo Podbrdo          donde verdaderamente Mis Mensajes de amor son oídos, acogidos, obedecidos y colocados en práctica. Y así, como Yo transformé aquel monte pedregoso de Medjugorje en un monte de vida, de gracia y de salvación, Yo también transformaré ustedes y la vida de ustedes, en un jardín de gracia, de belleza, de vida y salvación para muchas almas.

Recen Mi Rosario todos los días, por medio de ello, les transformaré en Mi nuevo Podbrdo de amor, en Mi nuevo Podbrdo de gracia, de santidad, donde Yo reino, donde Yo esparzo Mi amor y muestro todo el fulgor de Mi gloria. Transformaré a ustedes en otros pequeños ‘Marcos’, a través de los cuales mostraré al mundo entero Mi gran poder, Mi amor de madre y haré Mis maravillas.

Mis hijos, es poco el tiempo que resta. Ayúdenme a salvar tantas almas que perdieron la fe y cayeron en la Apostasía. Den 20 discos de estos Mis Mensajes que ustedes asistieron hoy, número dieciséis, para veinte hijos míos. Y también den veinte, veinte películas de Mi Aparición en Medjugorje, número catorce para veinte hijos Míos.

Es necesario que ellos conozcan Mis Mensajes lo más de prisa posible, porque el gran castigo está a las puertas Mis hijos, está a las puertas. Sí, el Ángel de la Justicia va a desenvainar su espada y la tierra vacilará en sí misma como un peón desenfrenado. Y entonces, ay de los habitantes de la tierra. Ay de los pecadores Mis hijos. El Infierno abrirá su boca y entonces los demonios agarrarán a los pecadores y los lanzarán a las llamas eternas.

Si el pecado, si el pecado continúa creciendo como está, hasta el perdón de ello terminará por desaparecer. Y Dios mandará el castigo como en Sodoma y Gomorra no perdonando a nadie. Conviértanse. Conviértanse. Recen mucho, porque quien reza se salva, quien no reza se condena.

Den el sí que Yo tanto quiero. La verdadera devoción a Mi Corazón Inmaculado que Yo deseo, es la devoción de amor, del sí de amor a Mí. Denme el sí Mis hijos y Mi Corazón triunfará en sus vidas.

A todos Yo bendigo con amor ahora: de MEDJUGORJE… de PELLEVOISIN… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE SANTA LEA DE ROMA (Segunda Aparición)


“Amados hermanos Míos, Yo Lea, estoy feliz por volver hoy una vez más.
Sean las Azaleas de Amor de la Madre de Dios, viviendo en oración, viviendo en sacrificio y en santidad todos los días de sus vidas.

Sean las Azaleas de Amor de la Madre de Dios, meditando sin cesar en la Palabra de Ella; que es Palabra de Vida Eterna, Palabra de Amor, Palabra de Dios, para que esa Palabra cambie completamente sus corazones y sus vidas y transforme a ustedes en azaleas perfumadas que irán verdaderamente esparcir sobre la Tierra el perfume de la Santidad y del Amor.

Sean las Azaleas de la Madre de Dios que muestran al mundo entero toda la belleza de los colores del Amor Divino en sus almas.

¡Vivan de Amor, sean Amor! ¡El Amor es Dios! Y si ustedes vivieren de Amor y fueran Amor, Dios vivirá en ustedes y ustedes en Él. Y entonces, no habrá nada imposible para que el Señor realice en sus vidas.

Den el ‘Sí’ que transformará a ustedes en las flores de Gracia y Santidad y por medio de ustedes, otras personas también serán transformadas.

Así, cuando la Madre de Dios tenga el número prefijado por el Señor de Rosas Místicas de Amor, de Azaleas Místicas de Amor, la Corte de almas de escol, de almas incendiadas de Amor, de almas llamas incensantes de Amor. Entonces, el Corazón de Ella triunfará sobre toda la Tierra y Su Reino de Amor se extenderá en todos los lugares.

Recen el Rosario todos los días, por medio de ello ustedes serán transformados y transfigurados en Rosas, en Azaleas místicas de Amor, para la Gloria de la Santísima Trinidad.

A todos bendigo con Amor, especialmente a ti Marcos, el más amado y querido de Mis hermanos.

La Gracia que tú pedías de la Bendición a la Una de la tarde para tu padre Carlos Tadeo, fue concedida por Mí, para ti, para él. ¡Tú oración fue escuchada!

Ofrecí Mis méritos y alcancé para ti esa gran Gracia.

Sé pues feliz, porque muchas otras Gracias que tú Me pides serán concedidas a ti, para tu padre en breve.

Yo te bendigo; haz con que todos Me amen, haz  con que todos Me imiten. Cuanto más Me conocieren, Me amaren e imitaren, más Yo podré actuar poderosamente en la vida de todos y llevar a todos a la Santidad completa que agrada a Dios.

Yo te bendigo y bendigo también a Mi amadísimo hermano Carlos Tadeo al cual amo y bendigo todos los días puntualmente y por el cual tengo un cariño, un amor inmenso y guardo con celos debajo de Mi Manto.

A ti y a todos Mis hermanos Aquí, bendigo abundantemente ahora.”

(María Santísima después de tocar en los Rosarios): “Conforme Yo ya dije, adonde quiera que uno de estos Rosarios llegue, allí Yo estaré viva con Mi hija Lea, llevando grandes Gracias del Señor.

A todos agradezco por haber venido, a todos amo y bendigo. Especialmente a ti hijito Marcos.

Quédate sabiendo que el sufrimiento que tuviste con tu rodilla hace veinte años atrás sirvió para salvar a Mi hijito Edilson, a Mi hijito Salvador, a Mi hijito Nivaldo, a Mi hijito Milton.

Sirvió también, para salvar a Mi hija María de la Concepción, Mi hija Elisa, sirvió para salvar a Mi hija      Valneide.

Sirvió también, para salvar a Mi hijo Marcelo, sirvió para salvar a Mi hijo Ronilson. Sí, sirvió para salvar a Mi hijo Rogerio, a Mi hija Luana y también a Mi hija Carla Nagabe.

Quédate sabiendo que tus sufrimientos sirvieron para eso, para que tú nunca, nunca pienses que tu sufrimiento es en vano.

El sufrimiento ofrecido con amor es amor poderoso que sube al Cielo y que retorna a la Tierra como una gran lluvia de Gracias, de Bendición y Salvación.

Sí, ve hijito, ve y continúa ofreciendo, continúa sufriendo, porque muchas nuevas almas serán atraídas por Mi Poderosa Llama de Amor y se tornarán por tus sufrimientos enamorados por el Señor.

Yo, te bendigo y bendigo nuevamente a todos Mis hijos para que sean felices. Vayan en la Paz del Señor. Dejo Mi Paz.”

Nenhum comentário:

Postar um comentário