sexta-feira, 19 de outubro de 2018

MENSAJE DEL DIA 13 DE OCTUBRE DE 2018






MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA Y SAN FRANCISCO MARTO 
JACAREÍ 13 DE OCTUBRE DE 2018





(María Santísima):” Queridos hijos, hoy conmemoran aquí, el aniversario de mi última aparición en Fátima, confirmada por el milagro del sol. 
Soy la mujer vestida del sol, que avanza terrible como ejército en orden de batalla contra todas las fuerzas del mal. En mi última aparición en Fátima les recomendé de nuevo la oración del rosario para que el mundo tuviera paz, y para que en fin Yo pudiera vencer todas las obras de Satanás, aplastar el poder de él y derrumbar por tierra todos los esfuerzos de el para esclavizar toda la humanidad y mantenerla debajo de su tiránico yugo el dominio diabólico. 
Con el rosario ustedes conseguirán libertar todas las almas y naciones de la esclavitud de satanás. 
¡Ahora mis soldados es hora de la batalla final! 
Se aproxima, verdaderamente la hora de la decisión, y por eso, ustedes deben marchar con mi rosario en la mano, pasando por todos los lados, enseñando a mis hijos a rezar el rosario, anunciando para ellos Mis mensajes. Y sobre todo dando a ellos un ejemplo verdadero y brillante de santidad y de amor. 
¡No pueden retirarse ahora, de lo contrario el mundo estará perdido! 
Si ustedes avanzaren, rezando mi rosario, siempre más, obedeciendo mis mensajes, viviendo en santidad. La santidad de la vida de ustedes atraeráapresurará el nuevo pentecostés y el triunfo de Mi Inmaculado Corazón. 
Es una hora decisiva que pesa sobre Brasil y el mundo: esclavitud diabólica o salvación. 
Ustedes deben escoger la salvación y luchar contra la esclavitud diabólica que Santanas quiere imponer. Por eso recen, recen, ¡recen! 
Empuñen, siempre más las armas de la fe, del amor, de la esperanza, de la fortaleza, del coraje que Yo di a ustedes. Y con estas armas luchen, combatan el buen combate y salven todo que pueda ser salvo. 
Ahora mis hijos, deben rezar por Brasil más de que nunca, Yo prometí la victoria contra el comunismo a mi hijito Marcos, por todos los rosarios, horas de oración, películascenáculos, por la vida de él completamente consagrada, dedicada a mi hace 27 años, también por el trono que el hizo para mi hijo Jesús y también por el nuevo trono que el hizo para Mi. 
¡Oh! Ayer Mi corazón exulto de alegría, ayer fui glorificada, fui exaltada por ese mi hijo de una forma extraordinaria. Y por este acto de amor que Yo acogí con todo cariño de mi corazón, voy dar la victoria sobre el comunismo a mi hijo Marcos y a ustedes también. 
Mas atención: no significa el fin de la guerra, significa apenas una batalla vencida. Si no perseveran en la oración, si no perseveran en el amor a Dios, si no obedecen Mis mensajes y si el pueblo no parar de ofender al Señor con sus pecados, el mal podrá regresar. 
Por eso, mis hijos, ¡recen! Y no vacilen un instante en la oración, y hagan con que todos mis hijos recen mi rosario, hagan cenáculos de oración por toda parte, los circos de Jericó y, sobre todo, hagan penitencia. No basta oración es necesario penitencia y conversión. 
Adelante en este mes de octubre, quiero que den 60 películas de mis apariciones en Fátima para mis hijos que todavía no me conocen. Para que puedan, finalmente, conocer mis mensajes y mis secretos. 
así, mis hijos me ayuden a luchar contra el grande dragón rojo hasta aplastarlo y vencerlo.  
 A todos, Yo bendigo con amor ahora, de Fátima, de Montichiari, de Aparecida y de Jacareí                     
       

(San Francisco Marto) “Amado hermano Carlos Tadeo, Yo Francisco Marto, siervo del Señor y de la Santísima Virgen, vengo hoy para decirte: 
Reza siempre más el rosario, para consolar Nuestro Señor, que esta tan triste por tantos pecados. Debes seguirme, imitarme y ser consolador de Jesúsconsolador de Nuestra Señora. Así como yo estaba dispuesto para perder todo, hasta la propia vida antes de lastimar a mis grandes amigos: Nuestro Señor y Nuestra Señora. Así también, debes estar dispuesto, antes todo perder de lo que el amor de esos dos corazones que tanto te aman, y así, como yo nunca dude mismo en nunca más volver a ver a mi mamá y morir en la prisión. Mas no perder el amor de Nuestra Señora para poder verla en el paraísoTambién debes estar dispuesto a perder todo, mismo el amor de los otros, mas no perder el amor de esta Madre. 
Si, debes ser el bálsamo, el aceite que suaviza, que ameniza, que cura las llagas del Sagrado Corazón de Jesús y también del Corazón de Nuestra Reina Santísima. son tantas llagas abiertas por tantos pecados! Cada pecado abre una llagar en esos corazones y los hacen sufrir. 
Debes ser el bálsamo, el bálsamo que cierra que cura esas llagas. ¿Como? Viviendo siempre en amor, viviendo siempre de amo, amando el Sagrado Corazón de Jesús y amando el Inmaculado corazón de María. Y todo haciendo y todo sufriendo por amor de ellos. 
Lo que su hijo dijo hoy, contiene gran sabiduría, escuche eso y serás un gran santo. Déjese cargar por María en sus brazos siempre, como lo hizo el Señor Jesús. 
Él podría verdaderamente haber ido para Egipto solito, para escapar de Herodes, más quería ser llevado en los brazos de María, quería ser cargado por ella, se hizo totalmente dependiente y confiado en ella. 
Déjese cargar siempre por María. 
Déjese conducir siempre por María, guiar por Ella, y también serás feliz, se volverá un gran santo en poco tiempo. Y con Ella, llegará deprisa a aquella cima de la perfección de la santidad y del amor de Dios que ella desea que llegues. 
Si, “hijo, he ahí a tu Madre” Nuestro Señor dice eso para todos los hombres, más especialmente para ti.           
He ahí su madre, que lo ama, que tanto sufrió por ti a lo largo de toda la vida de ella y que nunca te dejara solito y abandonado.  
He ahí la madre en quien debe confiar, a la cual debe amar y por la cual debe dejarse cargar y llevar confinantemente en los brazos de Ella. 
Yo, francisco, voy ayudarte a hacer eso y hacer en el mundo una señal de gracia, de amor, de misericordia, de ternura de esta Madre. 
Venga siempre a , recurra a  en todas sus necesidades y encontrara en mí siempre conforto, consuelo y paz. Porque juntamente con mi hermana Jacinta y mi prima Lucia, tengo muchos méritos por todo lo que hice, recé y sufrí en la tierra. Y nuestros ruegos tienen un gran poder sobre el corazón del Señor y de Nuestra Reina Santísima. Y todo lo que quieras todo mismo, venga a mí. Pida a mí y lo que fuera conforme a la voluntad del Señor, siempre, siempre será dado a ti. 
Yo te amo con todo mi corazón, y quiero que quedes sabiendo: 
Que cuando Yo me alejaba, de mi hermana Jacinta y de mi prima Lucia y busca la soledad de las montañas, donde quedaba solo en oración. 
Allí muchas veces, la Madre de Dios me mostro a ti y a su hijo Marcos y me pedía que rezara y me sacrificara por ti. Así que hice mis ayunos, hice muchos sacrificios y los ofrecí todos en su intención. 
Que así tanto te amo y ama, jamás te podrá te abandonar. Por eso, venga a mí amado hermano, y Yo siempre, siempre te acogeréprotegeré y ayudare. 
A ti, y a todos mis hijos amados aquí. Sim porque tengo por todos amor de hermano y también amor paternal. Me siento responsable por conducirlos por los caminos de la santidad; defenderlos de todo lo malo, guiarlos por el camino del bien. 
A todos, que Yo amo con este amo, con este cariño, bendigo ahora generosamente de Fátima de Montichiari y de Jacareí      
             

Nenhum comentário:

Postar um comentário