sexta-feira, 18 de janeiro de 2019

09 de Junio de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo




(Marcos): “Sí… sí, haré”

FIESTA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ

“Queridos hijos, hoy, en la fiesta de Mi Inmaculado Corazón, quiero pedir a todos Mis hijos: Ayuden los Planes de Mi Inmaculado Corazón, ayuden a Mi Corazón a triunfar.
Sean los valientes soldados que van por todas partes anunciando Mis Mensajes y llamando a Mis hijos para la conversión, para cerca de Mi Corazón.
Mi Corazón desea incendiar la Tierra entera con Mi Llama de Amor.

Es bien verdad que Aquí y en otros lugares, esta Llama ya debería hacer incendiado todo. Pero muchas veces encontré corazones tibios, áridos y sin amor.

Por eso, Mi Llama de Amor no puede realizar los prodigios y las maravillas que el Señor quería, que Yo quería en la vida de Mis hijos y en la humanidad.

Abran sus corazones; acojan Mi Llama de Amor, y déjenla trabajar completamente en ustedes. Denme el ‘SÍ’ completo de ustedes, para que Yo pueda realizar en ustedes los Planes de Salvación que el Señor y Yo hicimos para el bien de ustedes.

Mis Planes deben avanzar. Por eso, ahora, deseo que verdaderamente ustedes relean Mis Mensajes y ustedes se lancen en el Apostolado, divulgando Mis Mensajes a lo máximo posible para todos Mis hijos.

Deseo, que ustedes también hagan los Cenáculos rezando el Rosario de la Paz, que es tan poderoso para alcanzar la Paz para la humanidad y para atraer nuevas Gracias de Conversión sobre el mundo entero.

Ustedes deben, todos los días, pasar Mis Mensajes por lo menos a 30 personas. Para que así, Yo pueda, verdaderamente lo más de prisa posible, juntar 1/3 de almas convertidas. Para que entonces, los Secretos puedan suceder y Mi Triunfo pueda finalmente establecerse en el Mundo entero.

No hagan planes personales, porque Yo haré con que Mis Planes sucedan y no los de ustedes.

Recen, para ser dóciles y reconocer cuando Yo derribo por tierra los planes de ustedes y realizo los Míos. Recen, para que ustedes sean fuertes, porque para ser Santos, para llegar al Cielo, y para ser Mis verdaderos hijos, ustedes tienen que estar dispuestos a perder muchas cosas que ustedes aman. Es necesario, para que se desprendan de la tierra, para que se desapeguen de las criaturas y para que ustedes sean sólo y enteramente Míos y del Señor.

Solamente así, ustedes serán los instrumentos libres y dóciles, disponibles, completamente Míos. Que Yo podré utilizar, de los cuales podré servirme, poderosamente, para liberar a Mis hijos de la esclavitud del pecado y de Satanás y para traerlos para la Salvación que es Mi Hijo Jesús.

¡Recen mucho! Recen Mi Rosario todos los días. Porque cuanto más ustedes lo rezaren con amor, más la Llama Poderosa de Amor de Mi Inmaculado Corazón abrasará los corazones de ustedes.

Lo que Mi Inmaculado Corazón más desea, la Devoción que Mi Corazón quiere es la Devoción del ‘Sí’, del ‘Sí’ de Amor.

Lo que Mi Corazón quiere son almas completamente muertas para sí mismas, sin querer, sin voluntad, completamente libres y desapegadas del mundo y de todo aquello que es pasajero. Almas que como águilas veloces volarán por todos los lados, llevando Mis Mensajes de Amor, llevando Mi Gracia.

Y nuevamente transformando el desierto de pecado de este mundo en Jardín Verdoso de Santidad.
Almas libres, libres del mundo y completamente cautivas de Mi Amor.
Almas muertas para el mundo y vivas sólo para Mí.
Almas pobres del mundo, que nada quieren del mundo y ricas de Amor y de la Gracia de Dios, ricas de Mi Amor.

¡Son esas almas que Yo quiero! Esa es la Devoción que Mi Inmaculado Corazón quiere: LA DEVOCIÓN DEL ‘SÍ’, la Devoción de la vida completamente donada y consagrada a Mí.

¡Busco esas almas! Busqué Aquí en muchas almas. No encontré infelizmente un número suficiente de almas así, que formasen la Corte de las Almas Víctimas Conmigo; de las Almas abrasadas de Amor, de las Almas Rosas Místicas de Amor, para contrabalancear el número de almas esclavas de Satanás, siervas de Satanás, que sólo viven para negar a Dios, para trabajar, para destruir la Fe Católica en el mundo, y para instaurar en el Mundo el reino de Satanás.

¡Necesito encontrar a esas almas! ¡Quiero esas almas!

Denme el ‘Sí’ de ustedes para que Yo pueda verdaderamente Aquí, encontrar aquello que busqué en tantos lugares de Apariciones y no encontré: Almas capaces de vencer al demonio, el mundo y la carne y vivir sólo por Mí y para Mí, para la Gloria del Señor.

A todos, Yo bendigo con Amor ahora: de MONTICHIARI… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

Nenhum comentário:

Postar um comentário