terça-feira, 8 de janeiro de 2019

17 de Junio de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo


Jacareí, 17 de Junio de 2018

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:


(Marcos): “Sí, sí Madrecita, sí lo haré. Sí lo haré. Sí, todo, todo como digas Señora. Lo haré.”

MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ


“Queridos hijos, estos son los tiempos finales. La guerra entre Mí y Mi adversario va entrar ahora en su fase decisiva. Como tal, el combate será más duro, y el choque entre Mi poder y el poder de Mi enemigo será inevitable.

Por eso, ustedes deben ser Mis verdaderos soldados y prepararse cada vez más para esa gran Guerra Espiritual, que llegará en su fase decisiva. Y entonces, el Futuro Eterno de los Pueblos, de las Naciones y también de cada uno de ustedes será decidido.

Esta guerra que siempre fue el nivel espiritual con consecuencias en lo material, llegará al punto de ser incluso visible. Sí Mis hijos, llegará la hora del último combate.
Por eso, ustedes deben estar preparados para lo que debe venir, rezando cada vez más, haciendo cada vez más sacrificios. Alimentando y fortaleciendo el alma con la meditación de Mis Mensajes, de las vidas y también meditaciones de los Santos para que aquel momento ustedes flaqueen.

Ahora, que la guerra entre Mí y Mi Adversario va a intensificarse, ustedes no pueden más perder tiempo con cosas mundanas, ni con criaturas, ni con la búsqueda de sus sueños y de sus deseos, de sus placeres. Pero deben como verdaderos soldados:
-aumentar los Cenáculos de Oración por todas partes;
-aumentar la divulgación de Mis Mensajes;
-aumentar verdaderamente los esfuerzos de ustedes para salvar más almas.
Y para llevar siempre al mayor número de almas Mis Mensajes, que la única cosa que podrá salvar a Mis hijos y ayudarlos en la hora decisiva que llegará para la humanidad en breve.

Mis soldados no pueden dormir, ni perder un minuto siquiera con cosas mundanas:
-Deben concentrarse en Mis Cenáculos;
-Deben concentrarse en anunciar al mundo entero Mi Palabra.
-Deben concentrarse ahora en salvar almas y en fortalecer la propia alma.

Renuncien por lo tanto, a todo aquello que les aleja de este ideal de vida que es verdaderamente ahora:
-ser Santos;
-combatir el buen combate;
-terminar la carrera;
-conquistar la Corona de Vida Eterna.

En breve, todo aquello que ustedes conocen ya no será más del mismo modo, todo cambiará. Mi Hijo vendrá para renovar todas las cosas como está escrito. El Día y la Hora sólo Él determinó y conoce, pero está próximo, muy próximo el Retorno de Mi Hijo.

Antes de eso, será la Batalla decisiva, Satanás, Mi adversario, saldrá en campo abierto con los suyos, Yo saldré con los Míos, con los Ángeles y con San Miguel. Y entonces, será trabada la Última Batalla de la cual sólo uno saldrá vencedor y el vencedor a 101 años ustedes ya saben quién será:
“POR FIN MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ”. El anuncio de lo alto      de la Encina de Fátima será cumplido, y finalmente Mi pie Inmaculado aplastará a Mi enemigo para siempre. Pero antes que eso suceda muchos de ambos lados, de ambos ejércitos caerán y tumbarán.
Unos del lado de Mi enemigo vendrán para el Mío, porque Yo les tocaré y los conquistaré.
Pero, Mi enemigo vengándose intentará también, conquistar muchos que están a Mi lado: los débiles, los egoístas, los perezosos, los que no saben morir para sí mismos, los mundanos, aquellos que por dentro tienen el espíritu del mundo en sí no resistirán.

Aquellos que son caprichosos, que son desobedientes a Mi Voz. Aquellos que siempre en todo y por todo buscan pretextos para no obedecer Mi Voz Materna, están destinados a pasar para el ejército del enemigo. Que con un soplo de la Boca de Mi Hijo Jesús, con un simple rayo emanado de Mis Manos y con el cintilar de la Espada de San Miguel, ese ejército junto con su general será precipitado para siempre en las llamas eternas.

No queden del lado de ese ejército Mis hijos, queden en Mi Ejército viviendo una vida de Oración, Santidad, Obediencia completa y preparándose cada vez más para el día del enfrentamiento final que se aproxima.

Antes de eso vendrá Mis hijos el AVISO, será terrible. Será como ser verdaderamente invadido por un fuego místico, que hará con que el alma vea toda su vida llevada sin Dios.

Y eso provocará un tal terror que muchos no soportarán. También, antes que suceda la Última Batalla vendrá aquella gran oscuridad que durará 3 días. En aquellos 3 días, todos aquellos que estuvieren fuera de la Gracia de Dios, todos aquellos que se recusaron a seguirme y a obedecerme serán agarrados por Mi enemigo y lanzados en las llamas eternas.

Será horrible Mis hijos, horrible ser agarrado por el enemigo y arrastrado vivo para el fuego eterno.

No sean del número de esos, permanezcan en Mi Ejército que marcha todos los días Conmigo, siempre en frente, creciendo en Amor a Dios, en santidad y luchando para salvar tantas almas cuantas almas fueran posibles.

Aumenten los cenáculos, aumenten la divulgación de Mis Mensajes. En el mes de Mayo se purificaron menos almas que en Abril, pero aún son pocas, no se purificaron muchas almas.
Por eso es necesario que ustedes recen por ellas, que ustedes ofrezcan sacrificios para que se purifiquen más almas Mis hijos. Y yo pueda por lo menos juntar 1/3 de la humanidad a Mi lado para luchar contra el ejército de Mi enemigo, que sin embargo numéricamente sea mayor e inferior el Mío.

Porque Mi Ejército es dirigido por Aquella que es la Mujer vestida de Sol de la cual el Señor ya dijo en el principio del mundo con estas Palabras: ‘Pondré enemistad entre ti y la Mujer, entre su descendencia y la de Ella. Ella te aplastará la cabeza al intentar morder Su talón’.

Sí, Mi Ejército numéricamente es menor, pero es más poderoso porque es comandado por la Celeste Comandante, la General de los Ejércitos del Señor y posee el arma infalible del Santo Rosario y del Amor.

Sí, aquí, donde Yo hice el Cuartel General de Mi Ejército quiero formar a Mi alrededor almas valerosas, fuertes, des-temidas y completamente consumidas: por el celo, por la Gloria de Dios, por la salvación de las almas y completamente imbuidas del Espíritu Santo, de lucha y de combate por la salvación de la humanidad.

Que vengan para Mi Ejército todos los que tienen espíritu guerrero para luchar: con las armas de la oración, del amor, por la salvación de la humanidad, para conquistar siempre más almas para el Señor quitándolas de la vida del mal, del pecado. Y trayéndolas para la vida de la Gracia, de la Oración, del Sacrificio, de la Santidad y del Amor.

Sí, entonces, se cumplirá verdaderamente Mi Secreto de la Salette, culminando con la Victoria decisiva de la Mujer vestida de Sol, de la Bella Señora de todos los Pastorcitos y todos los Videntes.
Que en fin, tendrá Su completo triunfo, su completo culmen de Victoria y júbilo trayendo para el mundo entero la renovación y el Reino del Amor del Divino Corazón de Jesús.

A ti Mi amado hijito Marcos, Mi valiente guerrero que hace 27 años lucha Conmigo bravamente en Mi Ejército, quitando cada vez más almas del Ejército de Mi enemigo. Transformando cada vez más hijos Míos en valientes soldados, para luchar con las armas de la Gracia, de la oración y del Amor para la salvación de la humanidad.

Tú que cada día más Me ayudas a conquistar más y más el terreno que Mi enemigo tomó del Señor. Tú que siempre has luchado por Mí  24hs por día, prácticamente, incansable.
A ti bendigo y digo Mi hijo:
No desanimes por el desinterés de las almas frías y egoístas, que piensan apenas en sí y piensan usar todo su tiempo sólo para sí, sin oír Mi Voz, sin prestar atención a Mi Plan de Amor.
Esas almas siempre existirán, tú no debes dar importancia a ellas.

Ve adelante por las almas que aún es necesario conquistar y salvar. Va adelante por Mí, por tu Padre espiritual que Yo te di justamente para ser tu consolador, tu confortador, para ser tu animador, para ser también tu alegría y tu consuelo en la Tierra.

Ve adelante por él, ve adelante por tantas almas hambrientas que necesitan de la Palabra de la Madre del Cielo, de la Gracia de Dios.
Ve adelante por tantas almas que sufren solitas en vano y demasiado porque no conocen a la Madre Celeste y por eso vagan sin saber para donde ir.

Esas ovejas perdidas, heridas, esas ovejas enfermas y casi muertas, raquíticas, necesitan del alimento que podrá salvarlas, del alimento que podrá restituir a ellas la Vida, la Vida Eterna.

¡Ve! Y lleva a ellos, a esas ovejas, a esos hijos Míos esta Vida en abundancia, con la cual Yo te colmé. Yo estaré contigo siempre y nunca te dejaré.

Permanece celoso, impertérrito, ardiente en el Amor por Mí pasando por encima de todo, como siempre te digo, como un tren de alta velocidad.

Aquellos que quisieren correr, que corran contigo; aquellos que quisieren ser águilas, que vuelen contigo.

Pero siempre ten por cierto esto: pardales nunca pueden acompañar a águilas. Muchos no querrán acompañarte, porque no son estas águilas, esas águilas reales, destinadas a volar bien alto en el Cielo de la Santidad, no porque Yo no quiera, pero porque ellas mismas se tornan indignas de eso. No le des importancia.

¡Ve enfrente! Y de alas a todos aquellos que quieren ser águilas y volar y muchas veces incluso, carga en tu dorso con tus alas, a aquellos que sin embargo muy débiles, quieren volar el vuelo altísimo del Amor.

Llévalos, tráigalos a Mí, como te pedí en el principio de las Apariciones, para que verdaderamente así Mi Corazón tenga a todos Mis hijos alrededor, a Mi alrededor.

Y entonces, Conmigo, todos puedan proclamar la Victoria del Señor y cantar para siempre como es dulce, como es eterno y bello Su Amor.

Continúa rezando el Rosario todos los días. Por ello, siempre más, transformaré a ustedes en las águilas reales que volarán bien alto en el Cielo de la Santidad y del Amor siempre más entonando el Himno del Verdadero Amor por el Señor.

A ti hijito predilecto, también a Mi amadísimo hijito Carlos Tadeo, bendigo con Amor ahora y a todos Mis hijos que Me aman y Me escuchan con Amor: de LA SALETTE… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.

Divulguen Mis Mensajes para 30 personas por día, 30 almas. Ésta sea la meta de ustedes. Es necesario salvar 1/3 (un tercio) de la humanidad.

Por lo menos, que todos los días lleven Mis Mensajes a 30 almas nuevas, para que así Mi Corazón complete finalmente el Plan de Salvación del mundo y de cada uno de ustedes.”

Luego San Gerardo Mayela dio un Mensaje particular para el Señor Carlos Tadeo, padre espiritual del vidente Marcos.

(Marcos): “Sí, grabé todo. Perfectamente; puedo transmitir totalmente, palabra por palabra a él. Sí”

REVELACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN A SU HIJO PREDILECTO, EL SR. CARLOS TADEO:
“Querido hijito Carlos Tadeo, quédate sabiendo que cuando Mi Hijo Jesús cayó por la tercera vez con la Cruz a cuestas y ya no tenía más fuerzas para seguir, quedando extendido en el suelo.

En aquel momento él te vio en visión mística, juntamente Conmigo que Lo seguía: tu futuro amor, tu futuro celo, tu futuro servicio de amor a Él y a Mí, su futuro amor y obediencia a Mis Mensajes.

También, tu ‘SÍ’ dada a la Misión que yo te di, uniendo a ti con el alma privilegiada, con el niño que hace 27 años atrás escogí y que es el consuelo de Mi Corazón, que es toda Mi Esperanza y todo Mi Amor en la Tierra.

Sí, la Visión de tu futuro Amor y obediencia consoló Mi Corazón Materno, que tanto se compadeció al ver a Mi Hijo extendido en el suelo sin fuerzas, reducido a un agujero de Sangre y Llagas.

Sí, la Visión de tu futuro amor, dio fuerzas a Mi hijo Jesús, le consoló, le confortó y le reanimó para seguir enfrente y dar los últimos pasos que restaban para llegar al culmen del Calvario.

Hijo Mío, tú consolaste a Nuestros Corazones en aquel momento de Nuestro mayor Dolor. Por eso, todo, todo realmente que tú desees de Nuestros Corazones, que fuera conforme a la Voluntad del Padre será concedido a ti.

¡Sigue! Sigue siendo el consolador de Nuestros Corazones, Nuestra Alegría.

Sigue siendo el alivio de Nuestra Cruz porque todavía hoy Yo y Jesús sufrimos por cada hijo que se aleja de Nuestros Corazones y se pierde.

¡Sí! Continúa siendo Nuestro consolador y juntamente con aquel que es todo Mi Amor en la Tierra: Mi Hijito Marcos, sea el gran consolador de Nuestros Corazones así traspasados por la Espada del mismo Dolor.

Hijo Mío, todo, todo lo que tú pidas a Mi Hijo Jesús y a Mí por esa Tercera Caída será concedido a ti.

¡Sí! Soy la Señora de los Dolores que sufre por la humanidad, pero en ti y en Mi hijo Marcos Soy Consolada y Amada. Y por eso en ustedes Soy la Virgen de la Consolación, de la Alegría y de la Paz.

Sigue adelante consolando a tu Dios y a tu Madre.

Todo, todo aquello que tú pidas en tus oraciones, Nuestros Corazones te concederán. Porque verdaderamente a ti que tanto nos has consolado, Nosotros siempre consolaremos con Nuestras Gracias de Amor.

A ti y a todos Mis hijos nuevamente bendigo para que sean muy felices.

¡Gracias, a todos los que vinieron!

¡Gracias, a todos los que trabajan en Mi Santuario y aquí se dedican a Mí!

¡Gracias, a todos los que Me hacen feliz con su 'Sí'!

A todos dejo Mi Paz.”

Nenhum comentário:

Postar um comentário