terça-feira, 8 de janeiro de 2019

22 de Julio de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 22 de Julio de 2018

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:


FIESTA DE SANTA MARÍA MAGDALENA

MENSAJE DE MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ


“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes nuevamente al Verdadero Amor.
Abran sus corazones para que puedan amar sin límites y sin medidas a Dios, a Mí y también a las almas.
Porque este mundo completamente entenebrecido por el pecado, por el odio, por la maldad, sólo podrá ser salvo por el Amor Divino a través del amor de ustedes.

Recen con amor, vivan de amor y sean amor, para que así, a través del amor de ustedes, llegue a toda criatura el Amor de Dios.
Vivan Mis hijos, las Virtudes Cristianas, vivan en verdadera santidad. Porque en breve vendré en una gran Luz y en aquella gran Luz juntamente con el Espíritu Santo, todos verán su vida pasada sin Dios. Y muchos sentirán con eso un terror tan grande que llegará incluso a matarlos, será tan grande el impacto que sufrirán.

Será algo parecido con la Agonía que Mi Hijo Jesús sufrió en el jardín de los olivos. Él veía los pecados de toda la humanidad, especialmente de aquellas almas que no aprovecharían de Su Sacrificio, que no valorizarían Su Amor, Su Sangre derramada por ellas.

Y el sufrimiento, el dolor en el alma que Él sintió fue tan grande que incluso lo hizo sudar sangre.
En el día del Aviso, las almas sentirán algo semejante, pero con relación a sí mismas, sí, las almas verán toda su vida sin Dios, verán como despreciaron el Amor de Dios y cómo pagaron todas las Gracias y beneficios del Señor solamente con ofensas. Y ese dolor por haber despreciado a Dios, por haber despreciado y hasta desperdiciado tantas Gracias que Él les dio, causará en algunas almas un dolor tan grande y una tristeza tan mortal, que llegarán incluso a morir. No sean del número de esas almas Mis hijos. Por eso, conviértanse sin demora y vivan el Amor Divino en sus corazones todos los días.

Recen Mi Rosario que hace dilatar el corazón de quién lo reza con amor hasta a una sin límites de amar.
Cuanto más rezaren el Rosario pidiendo el Amor sin límites, serán más capaces de amar. Y aprendan con los Santos, con Mi hijita Bernadette, con Mi hija María Magdalena, con Mi hijito Marcos: que amar a Dios requiere un amor sin límites, que amar es sufrir por Dios, que amar al prójimo es sacrificarse por el prójimo. Y el amor que se mide, el amor que se regula, no es verdadero amor. ¡La única medida para el amor es amar sin medida!

Recen, recen la Coronilla de las Lágrimas todos los días y den 10 Coronillas de las Lágrimas número 13 para 20 hijos Míos que no conocen esta Coronilla de las Lágrimas Meditada. Quiero salvar muchos hijos Míos a través de los Mensajes allí contenidos.
Y den también, 20 discos de Mis Mensajes transformados en vídeo número 19 para Mis hijos, para que ellos conozcan Mis Mensajes y así, se conviertan sin demora.
Que el Rosario rezado hoy aquí en este cenáculo también sea dado para 14 hijos Míos, que no lo conocen.

Que Mis hijos comprendan de una vez por todas: que además de haber sido amada y escogida por Dios para ser Su Madre, fui considerada digna, digna Madre de Dios. Y a esa dignidad fui elevada por Gracia y Amor de Dios. Sí, pero, también, por Mis Virtudes y, sobre todo, por Mi Amor sin medidas por Dios que Me tornó verdaderamente idónea para ser Madre de Dios.

Den Mis hijos rápidamente ese Rosario a todos, para que todos comprendiendo Mis Glorias y Mi dignidad excelsa de Madre de Dios, puedan entregarse confiadamente a Mí y aprender de Mí el Verdadero y Perfecto Amor que Dios quiere.
Y a Mi imitación se tornen verdaderas rosas místicas de amor.

A todos Yo bendigo con amor ahora y especialmente a ti Mi amadísimo hijito Marcos, que incluso enfermo, esta semana hizo tantas imágenes para Mí.
Sí, muchos de Mis hijos recibirán Gracias a través de ellas, muchos serán tocados. Haré maravillas y por cada alma tocada por la Gracia, cada alma que abriere el corazón y se convierta, tú recibirás otras tantas coronas en el Cielo.

Y también, tu padre espiritual, por quién tú ofreces los méritos de cada imagen que tú hiciste. Sí, hijito, a través de esas imágenes, Mi Corazón realizará grandes Gracias en la vida de Mis hijos y el poder de Mi enemigo será cada vez más aplastado por cada imagen que tú hagas.

Cuando alcances un cierto número de imágenes, el poder de Satanás será quebrantado y entonces, Mi Llama de Amor resplandecerá con gran fulgor y realizará el triunfo de Mi Inmaculado Corazón en el mundo y en las almas.

A ti Mi hijito, que eres verdaderamente Mi pequeña Llama de Amor en la tierra, bendigo y a todos Mis hijos también con amor ahora: de LOURDES… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.

También bendigo a ti, Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo.

Ama siempre más al hijo que te di y que te ama tanto, tanto. Y por ti se sacrifica, sufre y acepta siempre más sufrimientos y cruces para verte feliz. Por medio del amor de él, te hago sentir el Mío. Y en el amor de él, cada vez más, tú podrás saborear dulcemente y gustosamente Mi Amor.
Que la medida de tu amor por ese hijo que te di también sea la misma que di a él para contigo: ¡Ama sin medidas!

Sea esa tu medida de amarlo: ¡Ámalo sin medidas!

Y entonces será verdaderamente el triunfo de Mi Amor en los dos; y a través de los dos en el mundo entero. Cuando entonces, finalmente, Mi Amor podrá brillar, irradiar Mi Mística Luz de Amor sobre las almas, sobre la tierra entera.
A ti y a todos, dejo Mi Paz.”

María Santísima después de tocar en los sacramentales:

“Conforme ya dije, adonde quiera que uno de estos rosarios y obejtos, cuadros, imágenes lleguen. Allí Yo estaré viva, llevando las grandes Gracias del Señor.
La Paz Mis hijos, los bendigo nuevamente para que sean felices.

Esta semana hagan un cenáculo extra, especial, el jueves, en un lugar donde ustedes nunca fueron.
Y allí recen el Rosario de la Paz y enseguida muestren a Mis hijos el DVD de los clips de Mensajes número 13.
Hagan a Mis hijos conocer Mis Mensajes, sentir Mi Amor y venir a Mí, dándome su ‘Sí’.

La Paz. Hasta pronto.”

Nenhum comentário:

Postar um comentário